¡Emana inspiración!

rosas blancas
“No estaba sola, y eso, el poder reconocerse en la mirada de los otros, marca la línea divisoria entre la marginación y la integración, entre la serenidad y la locura”

(Rosa Montero)

El verdadero amor, ese ser capaz de marcar una pauta en el tiempo. De controlar nuestros más turbios fantasmas y neutralizar todos nuestros miedos. De tener un control, sin daños, de debilidades. De enfatizar cualquier peculiaridad que nos hace especiales. El único calificado de volver un día gris al mayor de los matices. Quien ilumina nuestra alma, nuestra mente y corazón. Se apodera de todo con un sólo objetivo: de hacernos sonreír y volvernos tan feliz; aquellos malos momentos los desaparece por completo.

Piensa en tus pasiones, en tus mayores metas y sueños; un nombre respalda cada peldaño transcurrido. Nuestra inspiración, nuestro propulsor de acción, todo tiene un rostro y unos bellos ojos. Todos necesitamos, en algún momento, nuestra propia musa o estro. Una razón de ser, de crear y soñar despiertos. Un estímulo gratificante, el más grande anhelo, atribuye felicidad infinita. Es por eso, que hoy quiero compartir contigo la esencia de la rosa más pura y sincera. Símbolo de ilusión y fantasía, pureza e inocencia; del verdadero amor: rosas blancas.

De mi, para ti, con amor:

rosas blancas ilusion

El reloj marcaba las 12:00 cuando vino a mí, anunció su aparición con tiempo. Hace días cuestionaba cada una de mis líneas, de mis garabatos ya perdió la fe. Fue capaz de desautorizarme sin siquiera titubear, aludir cada boceto como un total absurdo. Empecé a dudar de mi talento, no por su valor, era la pasión  – o su ausencia – en este caso . Tanto tiempo y energía concentrada a un fruto tan vacío. Siendo honesta, ya me había percatado antes, pero lo deje pasar. Intenté revivir la antigua paradoja del árbol que cae. Y, si antes dudaba, ese momento de cobardía me hizo dar mi afirmación. Era fácil fingir que algo no ocurría; sino hacía énfasis en su existencia, su estadía sería sólo pasajera. Como dicen, “ojos que no ven, corazón que no siente”  (¡debería ser universal!).

Rutinario abrumador, fue constante. Una brisa suspendida con un flujo sin medida, era asfixiante; casi absorbe por completo todos mis grandes sueños. Más de pronto percibí una fresca esencia en mí; era chispeante. Alguien más notó mi presencia en esa habitación y lo dejó claro. Fue excitante y enternecedor como posó sus ojos en mí y de nuevo iluminaba mi camino.

Fueron 20 letras, entre líneas muy sinceras, donde dejo al corazón. Atrapada y cautivada de su dulce encanto, pierdo la razón; voy cediendo mis sentidos. Con tan sólo verlo todo adquiere sentido; la pasión es bien fundamentada.

El reloj marcaba las 5:00 ya, era hora de la primer taza del día. El café matutino, como de costumbre, ¡un shot de carga más! Con su fotografía posada en mi buró, se vislumbra un bello comienzo. Yace mi dependencia en la calidez de sus ojos. Estro, mi divino arrebato, has saciado mi alma de nuevo. Inspirada ya, te tomo una vez más, mi querido lapicero. ¡Hagamos arte de nuevo!  Pues, a través del tiempo, he logrado comprender que en un sólo texto, con un sólo verso y tan sólo un beso, todo es eterno. ¡Emana inspiración!

“Para ver con claridad, basta con un cambio en la dirección de la mirada”
(Antoine de Saint-Exupéry)


¡Buen día amado lector! ¡Bienvenido a mi blog ! Es fascinante poder compartir contigo;  una vez más, enamorarme junto a ti.

De mi, para ti, con amor.



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s