Amor antiguo

“Para despertar tu amor, haré surgir en ti a alguien que tome partido por mi. No te diré las razones por las que debes amarme, porque no las tienes. La única razón para amar es el amor mismo” – Antoine de Saint Exupéry.

img_2313

¿Enamorarme de ti? – Aún conservo un poco de cordura -. Con ingenuidad e inteligencia el muro fortalece frente a ti. A punto de perder los estribos, me mantengo firme y resguardo mi mirada. Bien sabido es, son los ojos la ventana para entrar y robarte el corazón. 

Seducida a mitad de la noche con una apasionante historia de amor. Un romanticismo del que ya no se ve con mucha frecuencia. La estancia principal se vuelve el escenario perfecto en el desenvolvimiento de una cálida y reconfortante charla. Una visita inesperada anuncia su presencia y nos hace estremecer con tan sólo una mirada. Donde la degustación de un suave vino y un exquisito bouquet de rosas frescas complementan la mágica velada; un amor incomparable.

De la fascinante esencia del cortejo antiguo, de un amor añejo, el más puro y verdadero, hoy traigo para ti una nueva rosa para compartir.

De mi, para ti, con amor:

Quien solía ser,
cuando no te conocí,
mucho antes de mí,
ya no queda rastro.

Su sutil franqueza
y su dulce esencia,
sedució mi corazón
y me cautivó.

He olvidado el motivo
fui cediendo los sentidos,
Suscitando mis latidos,
ya deje de ser.

Es relato antiguo,
de los que no hay más.
Del romanticismo puro
del que sólo hay uno.

Un amor pasado,
que lo vuelve un mito.
Es la historia que perdura
y la vuelve eterna.

Tú mi caballero,
yo doncella amada.
Enamorada de ti
a través del tiempo.

Desde el fondo de mi corazón.

La nobleza que emerge de un alma inocente que no ha sido quebrantada. De un siglo atrás, cuya escena sumerge del pasado donde rosas, chocolates y poesía recitada enamoran a una dama.  Hoy la historia se reescribe con la misma tinta. Donde yace mi ilusión, mi más puro y verdadero amor; de mi mundo ideal, eres tú.

ramo-de-rosas-rojas (1)

Siempre es el momento perfecto para regalar y compartir, demostrar amor y afecto a través del romanticismo antiguo. Recuerda que, cuando las palabras no son suficientes, siempre habrá una rosa que hablará por ti; con  ROSAS PARA SONREÍR.

Mi primer rosa

Una rosa para recordar
El detalle más hermoso no es el más sofisticado, sino aquel que perdura por siempre.

Hola, apasionado lector, bienvenido a mi blog. Mi primer post va dedicado a ti, por que eres tú quien ha llegado a mí, espero lo disfrutes.

Mi primer rosa, para ti, con amor:

Todos tenemos (o deberíamos tener) nuestro primer momento para dar o recibir rosas. Ese momento alucinante que te deja sin aliento por un par de segundos, por la belleza de la rosa…del detalle. Impulsado por destellos del corazón para sorprender o ser sorprendidos por alguien a quien amamos o nos ama. Una rosa es bella no sólo por ser el regalo maravilloso y majestuoso que nos ha brindado la naturaleza para compartir con aquellos a quienes nos han cautivado con una sonrisa, una mirada o simplemente con una palabra que nos ha tocado el alma. Lo verdaderamente hermoso es ese sentimiento al que representa, de decir “gracias” por compartir tu vida y tu alegría conmigo día a día, gracias por volverme parte de ti, por cambiarme por completo, porque una vez que llegaste (de verdad), que has llegado a lo más profundo de mi corazón, nunca te voy a olvidar, pase lo que pase, quiero que haya una evidencia, una forma de guardar esta promesa, este puro sentimiento. Y es que no hay palabras tan maravillosas que me ayuden a explicar esto que siento dentro, cada vez que te veo y que estoy contigo, cada noche que te pienso y tengo un encuentro contigo del que quisiera nunca despertar. Pero luego despierto y es aún más bello que seas mi primer pensamiento, ver la luz del día entrando por mi ventana e iluminando mi habitación como tú lo haces en mi vida. Es hermoso descubrir que no sólo eras parte de un sueño, fuiste un sueño que hoy se ha hecho realidad y, mientras seas real en mi vida, quiero verte feliz, darte una razón para sonreír; rosas para sonreír.

¡Bienvenido a mi blog amado lector! Disfruta lo maravilloso de vivir, amar y compartir. ¡Sé ese motivo de sonreír de tu persona favorita! Con palabras y detalles, pero recuerda que, cuando las palabras no son suficientes, siempre habrá una rosa que hablará por ti.

El detalle más hermoso no es el más sofisticado, sino el que perdura por siempre; que sale del alma y anida en el corazón hasta el último aliento.

Gracias por acompañarme en este viaje, espero sorprenderte con mis rosas, con la explosión de sentimientos que sumergen a mi vida. Compartir contigo mis pasiones, anhelos y fantasías con poesía, más que pura, verdadera.